miércoles, 4 de mayo de 2011

Un miércoles de astenia

Hay momentos en los que me dejaría caer por el declive de las Humanidades, aunque, antes de que comience a rodar hasta ignotos mausoleos, una legión de la gens classica se alza en defensa de las Humanidades y frena mi caída… con tal cúmulo de celebraciones y jornadas… Pero el esfuerzo y el buen hacer de la gens classica merece ser soñado igual que merece ser reconstruida Roma. Cierto es que hay palabras griegas que lo dicen todo, a pesar de quienes dirigen las políticas educativas imperantes. Mira que es rara la gente de clásicas, empeñada en existir, en realizar un magnífico Agón con pocos medios y mucha voluntad, en utilizar las TIC sin imperativo legal y ser premiados o candidatos a importantes premios digitales, empecinada en recuperar métodos directos de enseñanza que ahora han asumido los docentes de lenguas modernas que reconocen el valor de la lengua latina y sus antiguos métodos, obstinada en compartir los materiales de sus jornadas, en sentir una miríada de emociones ante un nuevo estreno de Medea o ante el resurgir del monstruo y del héroe. Por los dioses que somos raros, pues incluso robamos horas a nuestras familias para aprender de nuevo latín o acercarse a Homero con otros pasos, para ver una nave romana recién descubierta, para elaborar una Troia latine, para narrar con nuestros discentes un coloquio y hasta veintidós más, o incluso para mostrar lo que le debe la Coca-cola a Herón de Alejandría
Disculpad un sueño tan negativo, pero tal vez la astenia primaveral afecte también a los dioses… aunque su pernicioso efecto se difuminará con los rosados dedos de Aurora y ante tanta gens classica deseosa de aprender en la Augusta Emerita. Allí nos vemos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.