miércoles, 23 de febrero de 2011

Quadringenta somnia!

Aunque en ocasiones no ha sido fácil y hemos hecho más de dos cosas a la vez, aunque para soñar no nos hiciera falta un templo Baebio, aunque ocurra en este mes donde los tordos se sientan a la mesa de Hades, entre Ferealia y Caristia, aunque en ocasiones nos hemos desviado del camino que marcaba el código del  ὀμφαλός, hemos llegado con éste a los ¡cuatrocientos sueños...!
Sueños alimentados por una gens classica que ha osado sin temer a la blanca nyx alzar su voz y recitar a Virgilio y Homero, siguiendo el ejemplo de esta joven Atenea; gens, que no han dudado en cantar ad Licinium como hizo Horacio. Una gens, que de entre todos los personajes importantes de la Ilíada, escogió a Odiseo, y con unos intrépidos y laureados tripulantes conquistó de nuevo las costas de nuestra Ítaca querida a bordo de la Odisea 2011. Gens osada, que no ha dudado en lanzarse a la aventura de reciclarse y de superar una formación docente inicial escasa, en el mejor de los casos. Y así recopilar y difundir recursos para actividades mitológicas o bien lanzarse con la lira a los mares de la Odisea musical. Gens lúcida, que, recorriendo los caminos de la enseñanza, no deja de reflexionar sobre la didáctica de las lenguas clásicas y duda si es cierto aquello de “Hispānia in Eurōpā est?”. Gens lúdica y discente, que esta misma noche se lanzará sobre los Talleres de Cultura Clásica de los Ludi Saguntini 2011.
Os puedo asegurar que no hay nadie en el Olimpo más feliz que este heráldico dios, al que el azul egipcio del Erecteion y la Acrópolis reconstruida le llena de dicha tanto como inscribirse en la VII Jornada de Culturaclasica.com y su variado y completo programa. Un dios que está convencido que “Graecē et Latīnē discere iuvat”, como bien saben Dōrippa et Lȳdia, a las que sin duda agradaría pasearse por las calle del “Vita Romanorum”… Ya dejamos atrás las batallas de Hades y Zeus, ahora no tememos “prō patriā nostrā morī”, pues cada vez somos más los que conformamos la Gens Classica y más serán quienes se unirán a ella. Así las neófitas, Isabel, Leticia, Rocío e Isabel se verán atrapadas por el hilo invisible de Aracne y contarán siempre con ayudas inesperadas 
Tantum id dīcere possum: “Quadringenta nīl est, somniēmus, discāmus atque vīvāmus!”

1 comentarios:

LA FARFALLA 24 de febrero de 2011, 14:23  

Las neófitas te estamos muy agradecidas.

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.