miércoles, 6 de octubre de 2010

Aquí no huele a muerto

Googleāte, gens classica! No debemos oler tanto a muerto cuando hasta el gigante de la red se rinde al poder del latín y, aunque no es la octava maravilla del mundo, sólo este hecho habría de hacer pensar a muchas y variadas autoridades educativas sobre su inquina versus classicas… Ya tanto se ha escrito y dicho respecto a “¿por qué aprender latín?” que resulta increíble la ignorancia, en su sentido más estricto, que reina en determinadas cabezas… Resulta cuanto menos curioso que cuando entre los mortales se reivindica a mi querida Afrodita y la granada, cuando mis viajes se concentran en un perfume y hasta el más humilde de los mortales desearía pasar sus vacaciones en la Villa Adriana, incluso cuando los dioses olímpicos se pasean por la opera, resulta curioso que a la gens classica se la acorrale, desprecie, se la considere como un cicer niger o simplemente se la ningunee, o no?
Y no sólo es un cuestión de modas, pues ya no recuerdo, y a mí no me afecta el paso por la Estige, cuántos premios y galardones han recibido en los últimos años magistri magistraeque aut discipuli discipulaeque classicarum. El último al “Vaixell d’Odisseu” siempre aprendiendo y enseñando en su regreso a Ítaca. Ya no resulta sorprendente que en los encuentros de TICs y Lenguas, se cite como una referencia importante al profesorado de clásicas ni que se tomen de los clásicos afinadas sentencias educativas. Si incluso, a pesar de los PALEs, el inglés parece provenir del latíny los agentes del MI5 saben más latín y griego que inglés.
Ciertamente el esfuerzo y la vocación que la gens classica ha puesto y pone en favor del conocimiento y difusión de las lenguas y cultura clásica nos ha llevado a la cabeza de innovaciones educativas de primer nivel por todos conocidas…, pero si hasta somos capaces de hacer nuestro propio palimpsesto siguiendo las órdenes de una legión de milites gloriosi. Y qué decir del espíritu colaborativo, encarnado en el centauro Chiron, que nos permite tocar la Eneida de Virgilio, repasar el Léxico de Athenaze por nociones o aprender lúdicamente de praepositionibus atque earum usu para llegar hasta la syntaxis “Romae Aeternae”. Una Roma para visitar sin que nunca la hayas terminado de ver, aunque haya quienes se atrevan a dibujarla de memoria.
Cientos de años, según el calendario republicano francés, habría que retroceder para ver un auge y prestigio tan importante de todo lo relacionado con el mundo clásico… ¡Por Zeus, si hasta “Twiter” sigue las áureas proporciones! Al menos en Hispania la Emerita Ludica nos aguarda con las murallas abiertas… 

6 comentarios:

Ana 6 de octubre de 2010, 7:49  

Cada día más inspirado, estimado Hermes, ningún virus puede con tu buenhacer. Enhorabuena por el artículo, me ha encantado.

Isra 6 de octubre de 2010, 11:24  

¡Qué bien escribes!

Luis Inclán 6 de octubre de 2010, 12:31  

¡Logras decir tantas cosas en tan poco espacio..! Se ve que el paréntesis veraniego te ha inspirado. ¡Nos veremos el 6 de noviembre!

Ricardo 6 de octubre de 2010, 20:40  

¡Pero si estamos más vivos que nunca! Gracias por este miércoles. Un abrazo.

Elena GP 6 de octubre de 2010, 22:01  

JO!!! Iba a decir lo mismo pero estos clásicos se me adelantan!! Juanvi, eres digno de Hermes. Magnum amplexum!!! Elena

Carolina 10 de noviembre de 2010, 14:40  

Hola que tal, un post espectacular, me ha gustado mucho, no te falta razón. Aqui se aprende de todo por lo que veo, que grande!! Enhorabuena por el blog, me encanta!!

Yo también he creado hace poco un blog, se llama “Aprendo gratis” donde impartimos cursos de formación a través de Internet totalmente gratuitos y muchas cosas más. Me encantaría que lo visitarais y me dieras vuestra opinión por favor!! Un saludo

http://blog.aprendogratis.com/

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.