miércoles, 3 de febrero de 2010

Miércoles de banquete 2.0

¡La sabía! ¡La sabía! Sabía la respuesta a la primera pregunta de la Odisea 2010, al igual que los más de 500 grupos participantes. ¡Lástima que a las divinidades no nos esté permitido participar! El resto de repuestas correctas las dejo a los pilotos de la naves, pues ellos son quienes han de guiar a los valientes discípulos en su camino a Ítaca. Cuando allí arriben, habrá que celebrar un banquete en holgados lechos donde Poseidón de acuoso Ganimedes actuará, mientras escuchamos el jocoso monólogo de Atalanta e Hipomenes.

Banquete en el que no van a faltar motivos para la celebración, pues la gens Baebia celebra su primer dies natalis –oh, mis queridos Baebii…!—y el tercero, nuestra Hellenika, empeñada en romper la “vida media” de los blogs educativos… Es evidente que nunca pensaron en la gens classica cuando hicieron estos estudios, pues cuando la comunidad clásica encuentra una herramienta didáctica de utilidad, la utiliza, la mejora, la comparte, la Agrega, le da voz e imagen al bueno de Diceópolis, le añade sus propios gadgets clásicos, con ella forma y alimenta al más ilustre de los Centauros…En fin ¿qué sería de este alado dios sin ellos? Gracias a esos longevos y fructíferos blogs podemos trabajar la epigrafía de Emerita Augusta con los discipuli discipulaeque, ver y aprender de lo que hicieron unos compañeros vuestros por la desconocida Trusenna o plantearnos si μιλάμε ελλενηκά;, por ellos sabemos de cómo se extiende la praxis de “ludere et discere” por las tierras Gymnesias o qué se cocina in amphiteatro Saevitia, mientras soñamos descubrir un nuevo tesoro de Troya.

Con la web 2.0 (ya me gustaría ver cómo se la explicaríais a Zeus al son del “Apolo Carmela”) podemos desentrañar los misterios de la acústica del Teatro griego sin necesidad de utilizar una helvética navaja romana, con ella encontramos y difundimos la Lingua Latina puerulis puellulisque hasta leer y comprender el primus sermo Horatiis mientras paseamos por la renovada Asturica Augusta...

¡Por el dios de los ladrones, había olvidado mi cita con un tatuaje romano! Disculpadme, oh clásicos mortales, pero la negra tinta me llama…!

1 comentarios:

Ricardo 4 de febrero de 2010, 22:37  

Muchísimas gracias, como siempre, por tus referencias, por la reseña a Helleniká y por alegrarnos los miércole con esta ensalada de ingenio y buen humor. Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.