miércoles, 30 de septiembre de 2009

Inter pluviam somnians...

ὁ Ζεὺς ὕει! Y ciertamente tenía ganas el Xenios de llenar los caminos del agua romana y de darles gusto a los dioses de la Gruta Azul, recelosos de la veneración humana por las nuevas estatuas de Apolo y Artemis… Ya sabéis cómo son los dioses..., o no los conocisteis cuando eran parvi dei
ὁ Ζεὺς ὕει! Y ello no impide que los fogones estén de vuelta ante los cuidadosos preparativos de un importante banquete, que también podría haberse celebrado en el comedor giratorio de la Domus Aurea con cerámica hispana.
Ζεὺς ὕει! Pero la pintura del imperio está a salvo de las humedades como toda mi olímpica familia que juguetea entre las salas del Prado, o como estas infelices jugadoras de tabas, que ignoran la desgracia que bajo las flechas de Diana les deparará la hybris de su madre.
Ζεὺς ὕει! Y a pesar de ello la Agenda de las Hespérides no permite que olvidemos nuestras tareas, aunque ciertamente hay que ser casi divino para poder realizarlas todas. También nos avisa de acontecimientos futuros en la Tarraconense, que habrá que realizar piedra a piedra.
Ζεὺς ὕει! Zeus llueve sobre ciudades aún enterradas, sobre la ciudad de Iulia Pola e incluso sobre la todavía misteriosa Troya, sobre la ciudad de Cincinatus, aunque debería lanzar su más duro granizo sobre los que consienten el abandono del patrimonio arqueológico.
Ζεὺς ὕει! Pero el líquido elemento no asusta a quienes para formar no cesan de formarse, encuentran nuevas herramientas para las presentaciones y se apunta al positivo efecto Pigmalión.
Ζε

ὺς ὕει! Y bajo la lluvia de colaboraciones de la red educativa clásica el magister centaurus cumple ya tres años, más del 1000 días con Chiron... ¡Feliciter, amice!



1 comentarios:

Ana 30 de septiembre de 2009, 8:31  

A ver si convences a Apolo para que vuelva a visitarnos, ya hemos aprendido la lección y no volveremos a olvidarnos de hacer libaciones al "recolector de nubes".
Hermoso artículo te ha quedado, divinidad viajera, que sabes donde estás porque tu agenda te lo dice. Tanta actividad va a quemar tus alitas y eso no podemos consentirlo, así que no dudes en pedir ayuda a los mortales, que en lo que podamos asistirte, aquí estamos a tu disposición.
Un brindis por esos tres años compartiendo: ¡salud chironianos y chironianas!

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.