miércoles, 19 de noviembre de 2008

Miércoles astur

Las palabras de Zeus, escritas con un "bic", son mandatos para mí y en ocasiones estos me llevan lejos de mi querido Saguntum y de los divinos templos. Pero si al llegar encuentras más clásicos y clásicas sin fronteras dispuestos a compartir y multiplicar, es un placer recorrer los lugares de Hispania y llegar hasta las mansiones de los acogedores astures. Esta vez he dejado la cuestión de las alas a cargo de otros, aunque casi me dejan fuera por unos kilillos de más. Kilillos que no le sobran a Venus Calipigia con su camiseta π, ni a la florida Artemis y su musical erotokritos.
Antes de partir compartí unos vinos romanos, que no unos ribeiros, con mi estimado Dionisos, y celebramos con las oportunas libaciones esta antigua y a la vez nueva visión de Roma. Con vino puro brindamos por el éxito de esta incruenta batalla por un latín más joven, que con ayuda de mortales e inmortales dejará de ser una utopía o una engañosa ilusión y será más que rentable. Ya circula más rauda que las Horas. Contamos para ello con las fuerzas de un ratón parlanchín, con los colloquia de sabios maestros, con los armas de Catulo y muchas otras herramientas… De seguro que Sócrates y Julio César respaldarán nuestra petición, junto a ellos los chironianos del mundo, los futuros espectadores del próximo Festival de Teatro de Sagunto y quienes se enorgullecen de aprender la lengua helena y quieren más, ofreciendo los oportunos sacrificios en pro de los nuevos discípulos, deseosos de visitar la casa de Eratóstenes.
Desde aquí, en la otra punta de Hispania, me llegan ecos de renovadas estatuas, de antiguas vías que renacen y de pequeñas monedas que nos esperan al llegar.


1 comentarios:

Iaenus 19 de noviembre de 2008, 21:20  

Perdona Juanvi, he estado muy liado y no he podido subir antes el vídeo de la clausura. Lo he colgado en : http://www.vimeo.com/2290459

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.