miércoles, 9 de julio de 2008

Un miércoles más

Recién llegado de Baetulo y Barcino, de donde he vuelto gratamente sorprendido, era mi intención comenzar hoy el descanso de los sueños, pero las Parcas, claramente aleccionadas por el dios de dioses, me obligan a posponer el otium hasta la semana próxima..., pues de entre los lugares clásicos mi venerada Pompeya corre grave peligro y las tierras del Etna pueden caer en extrañas manos. Pediré a mi amado padre una asamblea de los Olímpicos para que mi reciente itinerario por las laderas del Vesubio no sea el último, para que Helios nos guie en el recorrido por el acueducto más largo y para que Hipatia nos muestre los tesoros de la biblioteca de Alejandría.
Además, como bien dice la protegida de Navtica, seguimos recibiendo formación que, al parecer, es más reconocido que impartirla, aunque lo verdaderamente valioso es compartirla.
No puedo acabar sin felicitar con todo mi cariño los dos años durante los que la gran Apicia ha saciado nuestra necesidad de alimentos y de saber, y para celebrarlo nada mejor que estas Vestalia fielmente realizadas.
"... et ceterum censeo Theatrum Saguntinum non esse delendum."


1 comentarios:

Charo Marco,  9 de julio de 2008, 21:41  

Querido Hermes, mis más sinceras gracias por tus felicitaciones.
Un beso

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.