martes, 29 de enero de 2008

Chiron et Theatrum

En las mansiones del Olimpo el tiempo discurre de otra manera, difícil de explicar para quien tiene una vida mortal. Y a pesar de todo, la sombra del gnomon no deja de correr y mi docto Centauro ya ha cumplido dos años, haciendo olvidar los anteriores momentos, carentes de su existencia. Por él brindan Aquiles y las doncellas de Skiros, Odiseo y sus plastilíneos compañeros. Deambulando silenciosa, Perséfone ofrece en su honor miles de granos de "granatum punicum", semejantes a gotas de rubí; le acompañan un séquito de divinidades del mal, portando la crátera de Eufronio,  y a las que poco les afectan los hechizos y embrujos latinos lanzados por jóvenes hiperbóreos. Por Chiron no habrá jamás fiestas funerarias ni rituales de Antesterias, pues Átropo nunca cortará su hilo.  En cambio en su honor se celebrarán juegos y espectáculos en el anfiteatro de Mérida, y en las próximas Olimpiadas, con galos incluidos, carreras de cuadrigas. Los jóvenes de los Secretos de Argos irán en procesión, gritando enfervorecidos, ευρεκα!, ευρεκα!, de polis en monopolys, de taller en taller y en taller.
Desde todos los rincones interactivos de Grecia los luthiers danzarán junto a Terpsícore; los irreductibles ilicitanos, guiados por su Musa, portarán sagrados objetos de vidrio hasta las nuevas termas de Aljucén, donde recobrar fuerzas y aprender la helénica lengua de los manuscritos del aedo Homero. Hasta la mismísima voz de Marco Tulio os felicitará desde el Cinturón de Hipólita.
Y ya en este mundo terrenal, y haciendo honor a mis atributos, los habituales de estos Sueños habréis apreciado un nuevo icono en el sidebar izquierdo. Desde él podréis ver e inscribiros en las actividades de la "Assessoria de Cultura Clàssica".
Por cierto, Navtica ha encontrado el origen etimológico de mi nombre. ¿Dónde? Pues en el Diccionario etimológico de mitología griega. Aquí  puedes encontrarme a mí y a toda mi familia cercana y lejana.
Addenda: de la concentración venimos y a las concentraciones iremos.
"…ceterum censeo Theatrum Saguntinum no esse delendum."


1 comentarios:

Ana 30 de enero de 2008, 7:26  

En las concentraciones nos encontraremos, estimado Hermes, como a muchos otros compañeros y muchísimos más alumnos bajo la misma pancarta.
Como de costumbre, me admira tu divina capacidad de hilar lo más destacado de la red con tanta maestría. Enhorabuena por el post.

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.