martes, 24 de abril de 2012

Euclión y la olla en los Ludi


Hasta hoy todos pensábamos, así lo aseguraba Plauto, que Euclión escondió la olla en el templo de la Buena Fe o en lo más profundo del bosque de Silvano. Enorme error el nuestro que confiamos en el astuto Plauto. Pues la dichosa olla, repleta de ilusión por aprender y de disfrutar haciéndolo, estaba mucho más cerca. Así lo han pensado las afligidas Troyanas y un ingente número de alumnos que la han buscado por las cáveas del Teatro Romano de Sagunto, por los fogones del taller de Cocina, entre los perfumes y ungüentos del taller de Cosmética, en los vasos del taller de Cerámica Griega, bajo los pliegues de las togas del taller de Indumentaria, entre los bailarines e instrumentos del taller de Danzas y Música Antigua, entre los escudos de los disciplinados hoplitas, en todos los rincones del Olimpo, sede de los dioses… en fin, en el Forum Saguntinum.
Creo que muchos la han encontrado, pero si todavía las dudas os asaltan, sean vuestros propios ojos los que den fe de lo que digo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.