miércoles, 23 de noviembre de 2011

Tiempos lluviosos

Resuenan aún los ecos de la IX Jornada, y que nadie dude que habrá una décima, sea como sea… En estos tiempos lluviosos en los que me ha parecido ver a Deucalión y Pirra atareados recogiendo incluso a mamíferos “orbergiano modo”, tiempos en los que ya no sabemos ni en qué edad estamos, tiempos ignotos éstos que abarcan los meses perdidos del Feariale Duranum, tiempos en los que quienes emprendieron el iter subterraneum  dudan en volver, nosotros, los romanos, la gens classica seguimos con nuestros titánico empeño en difundir nuestro amor clásico. Y así nos negamos a vender el Partenón, nos paseamos por la antigua Roma guiados por un apps o enseñamos a deambular de la mano de google earth por miles de lugares de la Antigüedad
Alguien pensará: “¡Ya se cansará esta gens!” Y no comprenden que nuestra fuerza nace de la colaboración interesada, interesada en hacer más grande el mundo clásico, interesada en compartir una idea, en mostrar a los demás dónde hay un problema y cómo podemos empezar Athenaze y no morir en el intento o entender los métodos prusianos de enseñanza
Alguien dirá: “¡Si en el mundo de los clásicos ya está todo visto!” Y no comprenden que no han aprendido nada, que el plan Badajoz ya se realizó hace miles de años y que hasta Picasso recibió la influencia del arte etrusco. Y no se preguntan por qué los gladiadores son un mito y una realidad, por qué las mejores novelas históricas se sumergen en el mundo griego y romano… Y aunque parece que sea una mala hora para las humanidades (alguna vez fue buena?) y no dejan de preguntar si las humanidades tienen salida, nuestro empeño no hace más que crecer, pues ni nosotros hemos llegado a aprender todo lo que nos pueden enseñar griegos y romanos…
Pero, vamos, demos un paseo entre la menta de suave olor y entremos en la casa de Diana, inundada de perfumes valentinos, y que tal vez nos obsequie con un glíptico camafeo de delicadas formas y cierto aedo griego nos deleite con las aventuras del olvidado Carayiosis
Y puesto que tras negros nubarrones ya Selene se alza en lo alto, a fer nones!

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.