miércoles, 27 de mayo de 2009

Llega el miércoles

Oh mortales, inexorable se acerca ya el final del curso. Tal vez habríamos de instaurar un clásico ritual de paso para aquellos que acaban ciclo, sabiamente asesorados por el augur y el harupex de la Domus Baebia… Uno de sus elementos habría de ser, cómo no, las valoraciones de los discipuli discipulaeque y podría denominarse "Esto se acaba" o "Había una vez" o incluso "Todo tiene su fin"… Estoy seguro que ante las alabanzas de sus discentes más de un magister magistraque querría esconderse durante esos momentos en el dolium amurcarium más grande que encontrar pudiese. Oh Jupiter Optime Maxime, cuánto añoro aprender con el osado alumnado!
Pero, oh classicos docentes, también se acerca el momento de captar nuevos adeptos a la causa clásica, pues no hay nada tan increíble que la oratoria no pueda volverlo aceptable o nada menos ambiguo que un tríptico informativo no clarifique equívocas ambigüedades… o que un intenso Maratón de referentes consiga. No hemos de olvidar tampoco la ecología grecorromana ni el mundo clásico de la ciencia, pues también Diófantos nos abrirá muchas más puertas de las que pensamos, si conseguimos evitar la mirada de la "ninfa Gelosia" y los puños de este broncíneo pugilis. Iniciativas como el Projecte Neptú o las curiosas Estatuas de Bescanó seguro que mueven el ánimo de más de un espíritu juvenil amante del marmóreo balompié. Un ejemplo como éste tal vez impulse al estudio de los fundamentos léxicos de la ciencia para al menos evitar graves errores matemáticos…
He oído decir al Procónsul de la Tarraconensis que en el Circulus Latinus Saguntinus todavía no han osado preguntar a sus miembros "quando nati sunt?" mientras corren delante de un "ferocissimus canis" por un largo y tenebroso "διοδος", pero en el hilo de las moiras todo llega… Cuentan que ya los Latini Saguntini están aprendiendo la lingua latina per "click" illustrata antes de participar en las actividades de Tarraco Viva"09 o de sumar sus teas al "Arde Lucus 2009".
Para quienes tienen esa suerte, oh valientes lectores, también llega el tiempo del bikini de Lukinotakis y de las clases de griego en las playas de Samos, pues aquí no sé si podréis aprender la helena lengua. También llega el tiempo propicio para un literario paseo por Valentia o para un recorrido por la cerámica griega en Iberia o por el virtual Partenón.
Ya que parece que mis alitas han comenzado a mudar las plumas... ¿Me liberará Zeus de mis múltiples obligaciones?


0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.