miércoles, 3 de diciembre de 2008

Sequere me, sequere me!

Sequere me, sequere me! resuena por todas las provincias del Imperio y la mismísima Caesaraugusta, y más entre aquellos ciudadanos que hacen sus primeros intentos, utilizando de vez en cuando el latinglish, mientras llenan la escuela de grafittis y juegan con antiguas muñecas. Hasta el Olimpo llegan los murmullos del nuevo latín de quienes se dirigen tranquilamente a las reformadas termas de Diocleciano, sin saber que en otros lugares tiempo ha se produjo el reparto del mundo… un mundo divino donde Hércules come espinacas y pato, si lo cocina Apicia. Un mundo donde Teseo se enfrenta de nuevo al Minotauro, Troya renace y los malacitanos pulpos gigantes se pasean por las salinas de Vigo. Un mundo de cine donde compartir las presentaciones y donde se siguen perdiendo los ejércitos que olvidaron la tapa de la tinaja… Un mundo donde Orfeo enamorado de Eurídice, sigue susurrándole palabras en la lengua de los dioses junto al Fauno que descansa entre los murmullos del agua. Un mundo donde se avecinan cambios, donde hay que aprovechar cuando el viento sopla a favor… Un mundo donde hasta Hermes se agota… no sin antes saludar a nuevos y antiguos clásicos sin fronteras.





Y no olvidéis, este viernes se publicará la oferta para el mundo clásico con importantes novedades. Sequere me!





I.I., recordad: los dioses no olvidan y Hermes, aunque se encuentre en la Bética, menos que ninguno…




5 comentarios:

Ana 2 de diciembre de 2008, 23:05  

Estimado Hermes, ¿no descansas nunca? De Gijón a Caesaraugusta y ahora en la Bética ... afortunadamente tienes personalidad divina, es incomprensible ese ritmo de otro modo.
Pobres miembros de I.I., no saben lo que les espera.

Ricardo 3 de diciembre de 2008, 10:04  

Inteligente es su majestad al visitar la tan hermosa y fecunda Betis, cuna de mitos, leyendas, reyes y emperadores, que antes fue Tartessos (al menos una parte de ella). Muchas gracias por la referencia a mi trabajo. Un saludo para su majestad y un abrazo para Juanvi.

Isra,  3 de diciembre de 2008, 12:03  

Aquí los I.I. Ya debe saber nuestra divinidad favorita que no tememos a nadie, sea dios o mortal, y nuestra desmesura tampoco conoce límites: Gijón, Caesaraugusta, la Bética... Nos recuerdas al mensajero de otro dios ¿No irás vestido de blanco y en "Hermesmóvil"?

Conxa,  3 de diciembre de 2008, 16:18  

Por suerte tus aladas sandalias no funcionan con gasolina (habrías acabado con los presupuestos generales del Olimpo), sino con tus fuerzas sobrehumanas. Coincido con Ana en que deberías descansar, aunque los miércoles no sean lo mismo sin tus noticias. Gratias maximas!

Rafael Callejo 4 de marzo de 2009, 7:59  

Hola. Soy Rafael Callejo, el administrador del sitio thamyris.es. Sólo comentarte que la referencia del pulpo gigante se refería a las factorías de salazón de pescado de Málaga, no de Vigo.
Saludos

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.