miércoles, 2 de abril de 2008

Oh dioses, ya es miércoles!

¿Por qué Cronos no ha detenido el tiempo? Pues corre más veloz que Atalanta y las fiestas atenienses y sus costes. Llegará el momento en que recupere mi forma mortal y vuelva al calor de mi querido Hefesto y mis amigos Lares, pero hasta que llegue ese ansiado día en el cómputo del calendario de Mikrí Mitrópolis (que llegará), me conformaré con la fragancia de Afrodita, con los variados colores del girasol, del laurel, del jacinto y la anémona del hortus mythologicus; me deleitaré con el cuniculus y su descendencia pascuera. Hasta me divertirán las travesuras y los pañales de Eros.
¿Acaso no es fatigoso estar en todas partes, incluido el fondo del Oceanográfico? ¿Por qué no encontráis de una vez a ese asesino fanfarrón, amigo de la Esfinx Pedreguerina? ¿Acaso os ha distraído la Caperula Rubra de Manises u os habéis demorado en la visita virtual a Emerita Augusta? ¿O tal vez os habéis embriagado de néctar con los ganadores de los Compitalia 2008? Que no os distraigan los diálogos de Platón y Aristóteles en la Academia, ni el enfrentamiento futbolsófico entre Alemania y Grecia, pues los irreductibles galos (que no ilicitanos) os enseñarán la lengua de los legionarios.
Seguro que muchos y muchas andáis enredados en el I Congreso Internet en el Aula, que por razones obvias (cuando Zeus se aburre, Hermes baila), seguiré en la distancia, como debe ser. Otros debereis salir de las cenizas de Pompeya, antes que descubran vuestra ausencia, y no podáis vislumbrar los tesoros de Egipto, los enigmas de la rica Babilonia y los misterios de los príncipes etruscos. Otros habréis disfrutado del descanso de estas paganas festividades lunares visitando el Teatro romano de Medellín o preparando algún que otro itinerario clásico-botánico, digno de un himno a Deméter, escrito con una cristalina caligrafía.
Pero aguardad un poco y contemplaréis la coloreada Columna Trajana, oh bulliciosos mortales... Pero no deseéis la divinidad, pues es agotadora si lleva pareja la inmortalidad.Gratias amicis accitanis, pues ya no podía ni con mi petaso...
"...ceterum censeo Theatrum Saguntinum non esse delendum."



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.