domingo, 12 de febrero de 2006

La enseñanza de la gramática

Leemos en Darle a la lengua un inventario muy interesante sobre la relación de los conocimientos gramaticales en la enseñanza de las lenguas.


A partir de la conferencia sobre Lingua Latina y el método natural para la enseñanza de las lenguas clásicas, este debate sobre la enseñanza de la gramática ha pasado también a nuestras áreas.


Las opiniones se dividen: hay quien piensa que la enseñanza de la gramática ha de ser previa al estudio de la lengua, especialmente en el caso de las lenguas clásicas; aunque también hay quien prefiere usar el latín y el griego en sus aulas, y realizar la reflexión posteriormente.


¿Cuál es tu postura? Deja tu comentario

4 comentarios:

Antonio Ramón Pont,  12 de febrero de 2006, 23:41  

Conozco el método Oerbeg y lo he utilizado durante muchos años en institutos de Alicante. Al final desistí y confieso que no porque me pareciera un método inadecuado para aprender latín (creo que es el camino adecuado para ello), si no porque no lo veía compatible con la enseñanza del latín en nuestros planes de estudio. El aprendizaje de una lengua según el método natural y el planteamiento de una evaluación del alumno en 2º de Bachillerato sobre unos textos literarios clásicos no me parecía una actitud consecuente. Es como si a un alumno de inglés de bachillerato se le examinara sobre textos de una obra de teatro de Shakespeare. Me gustaría poder volver a utilizar el método Oerberg en las aulas de nuevo.
arpont

assessoria,  13 de febrero de 2006, 10:34  

Es muy interesante lo que nos cuentas de tu experiencia con el Orberg. Que sepamos, son poquitos los profesores de la Comunidad que se han atrevido con él por más de un año. Pienso que es un método que hay que experimentar durante varios cursos para sentirse cómodo con él y poder obtener algún resultado satisfactorio.
Coincido contigo en que es poco consecuente para alumnos que han de pasar una Selectividad, aunque del modo como está planteada esa prueba (todo el vocabulario, extensión mínima, etc), creo que pueden hacerlo de sobra.
En el caso del griego pasa lo mismo.
Ojalá que algún día podamos enseñar nuestras áreas por lo que ofrecen y proporcionan a nuestros alumnos y no para que puedan traducir un texto de Jenofonte...

Teresa Alonso García 17 de febrero de 2006, 19:11  

Yo no conocía este método hasta que en el pasado curso de Sagunto, Disco ut Doceam, nos lo presentaron. Me pareció muy satisfactorio tanto para los alumnos como para nosotros, pero mi compañera titular de Latín lo ha desechado por completo. yo practiqué con los alumnos en clase y el resultado fue muy bueno. pero he de confesar que también se cansan, porque los alumnos, o al menos los míos, se cansan de todo. Lo interesante sería compatibilizar el viejo método machaca con éste. todo se andará.

conxa,  12 de marzo de 2006, 22:27  

Por fin me decido, Ana, a hacer un comentario al respecto. Estamos utilizando el método en clase, y no sé qué resultados tendré a final de curso, pero hasta la fecha los alumnos están contentos, entienden prácticamente todo lo que leen y van analizando (en previsión de las tan temidas pruebas de acceso). Por mi parte, lamento que vayamos a un ritmo tan lento, porque he introducido el análisis intentando compatibilizar los métodos, pero estoy muy, muy contenta con el ambiente que se respira en la clase y con la soltura que ya tenemos "hablando" en latín.

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.