miércoles, 16 de mayo de 2012

Miércoles y la Luna

Pasan las Nonas y los Idus y somos capaces de recorrer el Imperio en un suspiro.  Y como casi siempre corren malos tiempos para la gens classica, tiempos como cargados de cadenas y grilletes y en los que me vienen a la boca varios de estos insultos latine.  Sí, ya sé que no debiera… pero llega un momento en que ni un dios soporta más de aquello de lo que es divinamente soportable… Gracias que Selene nos deleita con esta maravillosa Luna sobre el templo de Poseidón

Mucho me temo que los Fata nos deparan, a no mucho tardar, noticias y sucesos todavía más lamentables… Pero no nos lamentemos por lo que quizá ha de venir y disfrutemos de los Jardines del Palatino y de los cerezos de níveas flores. Disfrutemos de Ostia Antica y el puerto de Trajano, pues la gens classica no ha de decaer en sus dignos empeños, en llevar adelante el Dicciogriego, en propagar el valor de los clásicos y conseguir que no haya ningún centro donde desaparezcan el latín, el griego, la cultura clásica…. O que al menos se oferten en todos.
Eventos como el Conventus Emeritensis, que provoca cuidadas y entusiastas reflexiones, logros como la Domus Baebia, que ya ha iniciado su preinscripción para el próximo curso, semanas grecolatinas en un lugar de la Mancha (de cuyo nombre no consigo acordarme), cursos de verano en la Academia de Platón,  sombras y sueños clásicos finalistas en el certamen de Edublogs, una Tarraco muy viva demuestran que, pese a quien pese, seguimos con una fuerza y un vigor que muchos mortales pensarán que no es humana, sino digna del mismísimo Apolo y de las estrellas.
Somos herederos de quienes construyeron un templo perfecto, pero también lo somos de quienes practicaban un sutil contrabando. Tenemos la fuerza de griegos y romanos….y somos capaces de desaprender para aprender y enseñar de nuevo. Sabemos que la ratio no es sólo un número, sabemos que los bárbaros ya están ahí y que los vándalos no se acaban nunca… pero venceremos, pues nuestra fuerza nace desde el corazón y la razón.
Gracias, Selene, por este maravilloso regalo.


1 comentarios:

Clara Álvarez 16 de mayo de 2012, 23:46  

Es una maravilla sentir vuestros ánimos en estos tiempos de tribulación. ¡Gracias!

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.