miércoles, 15 de octubre de 2008

De liras, griegos y un yogurt

En estos días en los que Zeus el amontonador de nubes ha decidido enviar las lluvias a los hispanos y a mí me ha enviado a buscar el yogurt que más le gusta, he aprovechado para ver nuevos y antiguos lugares donde los clásicos sobreviven, perviven y vuelven a ser enterrados. Pues como algunos dicen "latin is cool". Y aunque algunos olvidaron la inmortalidad, otros se afanan por practicar la graeca lingva a fuer de escuchar la lengua de Teseo mientras buscan enseñanzas en la nueva lengua del Ática o explican el uso científico del alfabeto, pues todavía hay quienes no saben por qué aprender latín.








Durante mis augustas correrías he tenido la oportunidad de distraer la lira de Apolo, que se hallaba ocupado intentando coger un sitio en el triclinio de Marcial para poder cantar este apologético poema. Después de haber tenido una charla con Medusa, a la que no le ofendía que estuviera de espaldas, he tenido tiempo de jugar con los delfines y de preparar una escapada para ver lo que conserváis del maravilloso Egipto y de los intrigantes etruscos, aunque algunos, con el poder de Circe, ya han podido disfrutar de estos placeres.








Distraído como estaba recordando la educación helena y maravillándome de los nuevos adeptos, que de entre los clásicos, se lanzan a la aventura de los blogs, sorprendiome Eos con sus rosados dedos para advertirme del nacimiento de nuevos blogs de aula de la diligente y paleógrafa Atalanta, que de seguro sigue la senda triunfal del fil de les clàssiques en su reconocimiento y entrega. Me he detenido un momento para explicarle a la del peplo azafrán cómo se crea un blog de aula, al menos en sus primeros pasos, pues ella los ve nacer, pero poco sabe de su concepción.








Y recordad que ni Poseidón ni el Vesubio son culpables de antiguas o recientes penurias económicas, pues al dios de los mares le interesa más conocer el origen del signo &, deleitarse con la música de sus fieles o contemplar la disputa que mantenían Hermafrodita y un sátiro o la cruenta centauromaquia.








De vuelta a mis obligaciones no pude menos que seguir el itinerario didáctico de la Ruta de la Plata y luego detenerme a visitar la hermosa Ullastret y los talleres de escritura de la lejana Gallaecia, no sin antes reservarme sitio en el próximo Coloquio Internacional sobre Julio César.








Creo que voy a comerme el yogurt de Zeus….







1 comentarios:

Isra,  16 de octubre de 2008, 18:29  

Amado Hermes, mis biorritmos 2.0 están algo lentos últimamente y acabo de recordar (en realidad no quería hacerlo, me resulta muy doloroso)que MERCEDES anda repartiendo sus saberes por esas tierras del norte. Por ello, rápidamente le he hecho cosquillitas a Nautica y... gracias, gracias, gracias por no haber olvidado a estos irreductibles que, por cierto, van a contratar una tuna para pedir formalmente y con música que MERCEDES vuelva al sur. Ya verás, ya, en las Jornadas.

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.