miércoles, 8 de febrero de 2006

Enterrando la historia

La villa romana encontrada en L'Énova está siendo de nuevo enterrada.


El yacimiento fue descubierto cuando comenzaron a ejecutarse las obras del AVE entre Alzira y Xàtiva hace dos años. Se encontraron entonces unos restos que anunciaban grandes descubrimientos arqueológicos: habitaciones con pavimentos de mármol, frescos en las paredes, mosaicos, inscripciones en griego (sí, en griego), material cerámico, etc. Se trataba de una inmensa villa romana propiedad de un noble patricio, de época imperial, la mayor parte de la cual permanece sin excavar.


Ante la destrucción de los hallazgos arqueológicos por las obras del AVE, el pueblo de l'Énova salió a la calle, constituyéndose como Plataforma de Defensa y logrando, gracias a su esfuerzo y valor, la preservación del yacimiento.


Su objetivo, una vez conseguido que se modificara (con una elevación) el trayecto del AVE, es que pueda llegar a ser un espacio arqueológico protegido y visitable, con un museo donde se puedan estudiar los restos encontrados y que ahora están diseminados por diversos lugares.


Esta información puede ampliarse en Las Provincias.


Puedes ver más imágenes de la villa y de L'Énova aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.